BMW K75 Urbanithe

La penúltima de las transformaciones de la casa - siempre estamos trabajando en una -  esta BMW K75 es otro de los ejemplos de nuestra filosofía: Motos únicas de líneas simples y presupuesto ajustado.

En este caso, el cliente quería una moto no excesivamente agresiva, muy utilizable pero de lineas inconfundiblemente personales. Todo dentro de un presupuesto ajustado.

Tras eliminar los plásticos y un sistema ABS que no funcionaba, la moto mostró en su completa desnudez uno de los inconvenientes de esta plataforma: el chasis cae hacia abajo en la parte trasera con líneas bastante feas para dejar a la vista. De ahí sus tradicionales plásticos que cubren el desaguisado y dan la línea que se busca exteriormente.

Para subsanar este efecto, optamos por rebajar la altura desde delante, a la vez que eliminábamos el famoso "ladrillo" de relojes, el enorme faro y los intermitentes. Un faro redondo y un pequeño reloj multifunción sustituyen a la parafernalia de origen, aligerando la moto al extremo.

En la parte trasera, un nuevo subchasis a medida con unos grados de elevación, dos travesaños longitudinales y un asiento específico acaban por darle esa línea horizontal buscada.

Llantas de 3 palos originales de BMW y escape estilo MotoGP que le aportan una imagen mas deportiva a la par que clásica.

La llave lateral bajo el depósito permite mantener el puesto de conducción limpio visualmente y el manillar Renthal con unos puños en aluminio a juego con la pintura mate del depósito dan el remate final de clasicismo, elegancia y funcionalidad a una moto sin edad de jubilación.

CONTACTA CON NOSOTROS

Si te ha gustado alguno de nuestros proyectos y te preguntas cuanto puede costar o te interesan algunas de nuestras ideas para tu moto, no dudes en hacérnoslo saber.

SI QUIERES SABER MAS